Menú
Razas de perro: Cane corso
Razas de perro: Cane corso

UN PERRO FIEL

Razas de perro: Cane corso

Fieles, protectores, elegantes, robustos y deportistas. Descúbrelo todo sobre esta raza de perro italiana.

El Cane Corso o Mastín Italiano es una raza canina de origen italiano y moloso históricamente utilizado para proteger el ganado de los campos italianos, debido a su carácter guardián, protector y de caza. Es protector, inteligente y fiel, y una raza muy extendida, por lo que seguro que lo reconoces fácilmente. El Carne corso puede llegar a vivir entre 10 y 11 años y es un perro idóneo para aquellos amantes del deporte o aquellos que busquen sentirse protegidos y queridos. Repasa todo lo que debes saber sobre esta raza.

Origen de la raza de perro Cane Corso

Hay dos teorías acerca del origen del nombre de esta raza. La primera sostiene que 'corso'  proviene de una palabra griega que significa corral, y la segunda afirma que corso deriva de una palabra latina significa guardián. Sea cual sea la procedencia de la palabra, lo cierto es que las dos teorías son de lo más acertadas porque el Cane Corso  ha sido desde siempre utilizado para guardar corrales.

Su pelaje suele ser de colores oscuros, como el negro, el gris plomo, o el gris pizarraSu pelaje suele ser de colores oscuros, como el negro, el gris plomo, o el gris pizarra

Esta raza desciende del Canis Pugnax, un perro moloso existente en la Antigua Roma, donde eran utilizaos en las guerras como animales de pelea y cazar jabalíes. Debido a su fuerte carácter y su imponente apariencia, en ocasiones también era utilizado como escolta. La documentación mas antigua existente sobre esta raza consiste en diferentes poemas escritos en verso y prosa que datan de 1998, donde ya se resaltaba su uso militar. Esto demuestra que el Corso Italiano ha mantenido sus características a lo largo de los años, así como en contacto con los humanos de una manera cercana.

Características del Cane corso

'Corso' quiere decir potente, fuerte, robusto e imponente, y, sin duda alguna, estas son sus principales características. Esta raza es de tipo dogo y grande, con una altura variable entre los 64 y 68 centímetros en los machos y entre 60 y 64 centímetros en las hembras. En cuanto al peso, puede variar entre 40 y 50 kg también dependiendo de si es macho o hembra. Su piel puede variar pero suele ser de colores oscuros, como el negro, el gris plomo, o el gris pizarra. Tiene una cabeza plana ancha y cuadrada y sus orejas son triangulares, anchas en la base y colgantes. La cola es de implantación alta y se tradicionalmente se le solía amputar, aunque ahora es ilegal en muchos países. El pelaje es denso, brillante y corto.

Comportamiento del Cane corso

Se trata de un perro inteligente, generalmente territorial, leal y muy protector. Suelen crear rápidamente un vínculo muy estrecho y especial con sus familiares, especialmente con los niños y sobre todo si se cuida el perro desde cachorro. Es también un perro muy atlético al que le encanta ejercitarse e incluso acompañar a sus dueños a hacer deporte, por lo que es ideal para familias activas y con experiencia en obediencia básica y manejo de mascotas. Por el contrario, en casa suelen ser bastante tranquilos y perezosos.

El Cane Corso necesita largos paseos y ejercicio físico diarioEl Cane Corso necesita largos paseos y ejercicio físico diario

Hay que tener en cuenta también que es bastante distante con las personas desconocidas, por lo que si adoptas esta raza cuando ya es algo adulta o quieres presentar tu perro a un nuevo miembro en la familia, tendrás que darle algún tiempo para que coja confianza. Además, no será difícil ya que suelen ser bastante dóciles y afectuosos. Esta raza de perro también es muy buscada entre aquellos que buscan sentirse protegidos, ya que estará alerta ante cualquier situación extraña o desconocida y no pasará nada desapercibido. Si su entrenamiento es el adecuado, aprenden con mucha rapidez y además son muy seguros de si mismos.

Cuidados del Cane corso

El corso italiano es un perro enérgico que necesita tener espacio para campar a sus anchas, por lo que lo ideal sería tener una casa con un pequeño jardín, o en su defecto sacarlo a pasear tantas veces como la mascota necesite. Tampoco es que sea exageradamente activo, si que necesita largos paseos diarios para mantener su musculatura y liberar el estrés acumulado del cuerpo. Se recomiendan unos tres paseos diarios, de unos 30 minutos cada uno aproximadamente, y si es posible acompañados de ejercicio físico y juegos de olfateo.

Es necesario adiestrar a esta raza desde que son muy pequeños para que no sean desconfiadosEs necesario adiestrar a esta raza desde que son muy pequeños para que no sean desconfiados

Aunque es un perro que aprende rápido, será mejor empezar a adiestrarle desde las tres semanas de vida. Es entonces cuando habrá que enseñarles a inhibir la mordida, a socializar con otros canes, personas y entornos de todo tipo para que a la larga no acabe siendo extremadamente tímido con los agentes externos. Es a las tres semanas también cuando se le ha de enseñar la obediencia básica, como sentarse, quedarse quieto, las llamadas por su nombre... Si esta educación no se recibe correctamente, el perro podría adquirir un carácter muy territorial, desconfiado e incluso agresivo con personas y perros desconocidos.

Mas allá de esto, el corso es un perro de muy sencillos y básicos cuidados. Es esencial cepillarle de forma semanal para eliminar el cabello muerto y bañarle cada uno o tres meses, dependiendo del nivel de suciedad. Por último, se recomienda acudir al veterinario cada 6-12 meses, aunque no es un perro propicio a tener muchas enfermedades siempre y cuando se siga el calendario básico de vacunación. Sus problemas más comunes son la displasia de cadera o la displasia de codo.

Te puede interesar