Menú
Sarro en perros: formas de eliminarlo
Sarro en perros: formas de eliminarlo

HIGIENE

Sarro en perros: formas de eliminarlo

El sarro solidificado solo puede eliminarse con una limpieza dental realizada por el veterinario, pero si aún no está duro puedes prevenirlo con unos pequeños cuidados.

Nuestros perros, al igual que nosotros, son seres vivos que tienen que alimentarse y como consecuencia, también pueden sufrir problemas relacionados con la higiene de su boca. De hecho, es muy común que si no le proporcionamos los cuidados adecuados a nuestra mascota, puede terminar desarrollando enfermedades parecidas a las nuestras. Una de ellas es el sarro y en este artículo vamos a explicar cómo eliminarlo de los dientes de los perros, pero antes vamos a conocer qué es exactamente este problema.

¿Qué es el sarro?

El sarro en la boca de los canes es prácticamente lo mismo que en las bocas humanas. Se trata de la acumulación de placa bacteriana en la superficie de los dientes y debajo de las encías que puede solidificarse si no se sigue una rutina de higiene después un tiempo prolongado. El sarro adquiere un color amarronado o amarillento oscuro y puede llegar a ser muy molesto también para nuestras mascotas dado que el roce de la dentadura afectada con la lengua produce una sensación de raspa algo incómoda.

El sarro es causante de mal aliento en nuestro perroEl sarro es causante de mal aliento en nuestro perro

Por otro lado, el sarro es causante de mal aliento, que en perros recibe el nombre de halitosis canina. La explicación de este problema viene dada porque ese proceso de acumulación de placa bacteriana comienza en unas horas después de la comida, solo si esa capa no se retira con un cepillado normal o con snacks con funciones para la higiene dental. La solidificación de la placa bacteriana toma mucho más tiempo, podemos estar hablando de meses y siempre se produce cuando no se lleva a cabo una limpieza de la boca. Este es el motivo por el cual el olor del aliento de nuestro perro empeora si sufre de sarro.

El mal aliento en nuestra mascota puede ser el menor de los problemas si tiene sarro, pues como consecuencia el animal puede perder sus dientes o sufrir trastornos más graves, como la gingivitis o la peridontitis caninas, enfermedades muy molestas que pueden hacer incluso que el perro deje de comer por la infección de las encías. Además, si la infección producida por el sarro persiste y se transmite por vía sanguínea a otras partes del cuerpo del animal, se puede poner en serio peligro su salud si afecta a órganos vitales como el corazón.

Eliminar el sarro en perros

Aunque el sarro pueda parecer un problema menor, puede comprobarse que es más grave de lo que se piensa. Has de saber que la única forma de eliminar la calcificación de la placa bacteriana de la boca de nuestras mascotas es mediante una limpieza bucal realizada por el veterinario, dado que es imposible de quitar con un cepillo de dientes. Esta operación se realiza mediante anestesia general y el especialista rompe el sarro con un instrumento especial que no lesiona el esmalte de la dentadura del perro.

El cepillado dental diario de tu mascota evita la aparición de sarro

El cepillado dental diario de tu mascota evita la aparición de sarro

Pero si la placa bacteriana aún no se ha solidificado, aún estamos a tiempo de prevenir el sarro retirando los restos de la boca de nuestra mascota. Por eso es necesario que sigas estos consejos:

  • Realiza un cepillado diario de los dientes de nuestra mascota, aunque si el perro tiene mal carácter, puedes intentar hacerlo unas tres veces por semana. Utiliza un cepillo y una pasta de dientes especiales para canes que puedes encontrar con facilidad en cualquier tienda de animales. Si tu perro es pequeño y en su boca no cabe un cepillo, puedes sustituirlo por una pequeña gasa. Para hacer una buena limpieza deberás pasar el cepillo por cada diente, prestando especial atención a la unión de la dentadura con las encías. El cepillado total no debería tomarte menos de tres minutos y también puedes consultar al veterinario sobre cómo aprender a realizarlo de la forma adecuada.
  • Cambia los malos hábitos alimenticios de tu perro y sustituye la comida que favorece el sarro. Por lo general, la comida casera y los patés contribuyen a la formación de placa bacteriana dado que se queda con mayor facilidad en los huecos entre los dientes de la boca de nuestros perros. Por este motivo y por otros en relación a la salud y el bienestar del animal, lo ideal sería que el alimento de tu mascota fuera el pienso que le corresponde.
  • Existen juguetes especiales que también limpian la boca del perroExisten juguetes especiales que también limpian la boca del perro
  • Los snacks dentales, además de procurar mantener la higiene de la boca con los productos especiales y formas con los que están hechos, sirven a modo de recompensa para nuestra mascota, por tanto son una magnífica alternativa al cepillado diario que además le gustará mucho al animal.
  • También puedes conseguir que tu perro se autolimpie la boca con juguetes especiales como cuerdas o pelotas con formas adecuadas que favorecen su masticación. Funcionaría de forma similar al hilo dental que usamos los humanos, pero hay que tener en cuenta que hay que sustituirlos por unos nuevos con cierta frecuencia dado que acumulan bacterias.

Estos tips también son una buena forma de prevenir el sarro en nuestro perro y de que no se convierta en un problema mucho más grave que afecte gravemente a su salud. Como ves, con unos pocos minutos de dedicación diarios puedes conseguir que la boca de tu mascota se mantenga limpia y lejos de sufrir enfermedades que lastimen su salud.

Te puede interesar