Menú
Spitz alemán: conoce todo sobre esta raza de perro
Spitz alemán: conoce todo sobre esta raza de perro

INTELIGENTE Y VIVAZ

Spitz alemán: conoce todo sobre esta raza de perro

Descubre toda la información necesaria sobre esta raza perro tan talentosa, vivaz y segura de sí, con un espíritu aventurero y audaz.

El Spitz alemán se encuentra entre las razas caninas más curiosas que existen. Se trata de un perro que se diferencia del resto por su característico pelaje porque es muy bonito y llama la atención de todo el que lo mira. Es un perro talentoso, vivo y seguro de sí, con un espíritu aventurero y audaz. A continuación, toda la información necesaria y datos curiosos sobre este animal por si quieres tenerlo como mascota:

Origen del Spitz alemán

La procedencia del Spitz alemán deriva de los perros pastores nórdicos, como el samoyedo, los cuales llegaron tanto a Holanda como a Alemania a lo largo de la Edad Media con los vikinigos. Desde entonces, esta raza de perro se ha extendido por todo el continente europeo, a la misma vez que se cruzaban con otros perros pastores y esto permitía el nacimiento de la raza spitz.

Estos animales, ya para el siglo XVIII, consiguieron mucha popularidad dentro de la alta sociedad británica. Además, se dio lugar al desarrollo del Pomerania gracias al surgimiento de una raza de menor tamaño. Eran unos perros de vigilancia a la antigua usanza que se encargaban de proteger tanto las granjas como los almacenes, los viñedos, las barcazas, los vagones y a los buhoneros con sus fardos.

El Spitz alemán consiguió mucha popularidad en la alta sociedad británicaEl Spitz alemán consiguió mucha popularidad en la alta sociedad británica

A día de hoy, se puede encontrar a la raza spitz en dos tamaños distintos dentro de Reino Unido. El cruce de ambos está prohibido, aunque algunas veces nacen perros más pequeños dentro de las camadas de estos animales con un tamaño mediano y al revés, lo que significa que es consecuencia de la ascendencia mixta de la raza spitz.

Características físicas del Spitz alemán

Los Spitz alemanes pueden ser de tamaño pequeño, mediano y grande, aunque tienen el mismo aspecto por su morfología parecida. Por tanto, si en algo se diferencian unas razas de otras es en el tamaño y, en algunas ocasiones, en el color. Su cuerpo es muy largo, al igual que su altura, lo que hace que tengan un perfil de forma cuadrada. Sin embargo, aunque el lomo del Spitz alemán, la espalda y la grupa son fuertes, también son cortos.

  • Tienen un pecho profundo y su abdomen está ligeramente recogido. La cola es mediana y de inserción alta, por lo que muchas veces la tienen encima de la espalda enrollada y cubierta con su hermoso pelaje.
  • Tienen una cabeza mediana con forma de cuña si la miramos desde arriba, algo parecido a lo que ocurre con la cabeza de los zorros. La inclinación naso-frontal del Spitz alemán es un poco marcada, aunque nunca llega a ser abrupta.
  • Esta raza de perro tiene los ojos medianos, oblicuos, alargados y oscuros.
  • Sus orejas son puntiagudas, de inserción alta, con forma triangular y están siempre erguidas.
  • Poseen una nariz redonda y pequeña de color negra, aunque en los ejemplares de color pardo, la nariz suele ser de un color aún más oscuro.
  • En cuanto al pelaje, el Spitz alemán tiene un manto formado por varias capas de pelo. La capa interna suele estar formada por pelo corto, denso y lanoso; la cama externa posee pelo separado, largo y recto. La zona del cuello y de los hombros está totalmente cubierta por una abundante melena, mientras que la parte de las orejas, la cabeza y las patas delanteras presentan un pelo denso, corto y aterciopelado.

Personalidad del Spitz alemán

Esta raza de perro se caracteriza porque tienen una personalidad y temperamento siempre alegre. Son unos animales muy inteligentes y activos a los que les encanta socializar y sentir el calor y el cariño de sus dueños, aunque esto no significa que no estén alerta y pendientes de si algún desconocido se acerca. El Spitz alemán acepta muy bien las presencia de otros animales, aunque no tanto la de perros de su mismo sexo.

Los spitz alemanes son buenos guardianes y para nada ladradores, siempre y cuando la situación esté tranquila, aunque esto no quiere decir que sean buenos perros protectores, pues no es así. Además, estos perros son conocidos por su fidelidad y equilibrio, pues no suelen mostrar signos de agresión ni nerviosismo.

Tienen una personalidad y temperamento siempre alegreTienen una personalidad y temperamento siempre alegre

Procura darle la atención y el cariño que necesitan para que no entren en un estado de estrés, aburrimiento o tristeza, pues esto puede desembocar en una serie de comportamientos no deseados como que destruyan todo lo que se les pone por delante y que ladren sin control. Por otro lado, no es recomendable que se tenga como mascota a un perro de esta raza si va a compartir vivienda con otros niños, sobre todo si son pequeños, y es que su temperamento no es muy bueno en estos casos y pueden llegar incluso a morder si se les saca de quicio.

En el caso de que haya niños un poco más grandes en la casa, no habrá problema porque ya sabrán cuidar y jugar adecuadamente con el animal. Y es que no hay que pasar por alto que los párvulos suelen jugar rudamente, por lo que hay que enseñarlos a tratar a los perros con gentileza, delicadeza y respeto.

Salud del Spitz alemán

Como norma general, el Spitz alemán suele tener una buena salud, aunque es cierto que, como muchas razas, puede presentar trastornos oculares hereditarios, epilepsia y desplazamiento temporal de rótula. También puede sufrir problemas de piel o displasia de cadera. Por tanto, es imprescindible que se le realice un examen de la cadera y de los ojos antes de dedicar al perro a la crianza.

Por otro lado, hay que prestar especial atención al cuidado de las encías y los dientes para que estén lo más sanas posibles y que no se infecten ni se deterioren. Hay que tener cuidado porque esta raza de perro pierden los dientes a una edad relativamente temprana y retienen los dientes caducos, es decir, que un diente de leche puede no caerse por sí solo y permanecer en el lugar donde otro diente debería comenzar a crecer. Para prevenir todo esto y garantizarnos la buena salud del animal, es imprescindible llevarlo siempre a que lo revise un profesional o veterinario, pues al final es la persona que mejor nos puede aconsejar sobre el cuidado de nuestra mascota.

Nutrición del Spitz alemán

En el caso de los perros de menor tamaño de esta raza, es necesario saber que tienen un metabolismo rápido y que por ello queman energía a un ritmo muy elevado. Esto requiere que, con un estómago tan pequeño como el suyo, tienen que comer poco pero a menudo. Es muy importante proporcionarles agua fresca. Por este motivo, los alimentos que se fabrican para estas razas más pequeñas están preparados ya en porciones más pequeñas de nutrientes adecuados y unos granos de pienso pequeños que puedan ingerir sin problema por su diminuta boca. La digestión y la estimulación de la masticación será más beneficiosa.

Entrenamiento y paseo del Spitz alemán

Para educar correctamente a un animal de esta raza, lo mejor es usar clicker o acudir al adiestramiento en positivo, pues los ladridos incesantes suelen ser el principal problema en el comportamiento del Spitz alemán. Sobre todo, es imprescindible tener paciencia y buena mano.

Es importante enseñar a tu perro a pasear junto a tiEs importante enseñar a tu perro a pasear junto a ti

Por otro lado, sacar a pasear a tu perro con regularidad es clave para su salud. Y es que hacerlo adecuadamente es muy fácil siempre y cuando sepas cómo hacerlo, si no, te verás sometido a adelantamientos, tirones, tensión en la correa y un montón de problemas más que pueden convertir un aparente paseo de desconexión en todo un desastre.

Lo más importante es que enseñes a tu perro a pasear junto a ti, indiferentemente si es una mascota adulta como un cachorro. Estos animales simplemente caminan y no saben si lo hacen bien o mal, así que es responsabilidad del dueño enseñarle correctamente cómo se hace, debe felicitarlos o corregirlos. Y es que la mayoría de los problemas de conducta de las mascotas se debe a una pésima comunicación entre el dueño y el perro. Tan solo es cuestión de mucha paciencia y práctica para tener unos buenos resultados. Y es que, el objetivo principal es que el animal se desfogue. Cuando un perro sale a la calle, lo primero que está loco por hacer es jugar, correr, saludar a otros perros, orinar, etc. Todo esto es normal, por eso cuando salen a pasear están tan llenos de energía y vitalidad.

Cuidados del Spitz alemán

Como hemos dicho anteriormente, esta raza de perro es muy activa y necesita salir a pasear y desfogarse, por lo que lo más adecuado si quieres tener uno de estos perros es que tengas un patio o jardín donde puedan desestresarse, pues en un piso o en una vivienda pequeña lo pasará mal. Por otro lado, para nada se recomienda sacar a pasear al animal cuando hace mucho calor porque el Spitz alemán aguanta muy bien los climas templados y fríos, pero no pasa lo mismo cuando están ante climas muy cálidos.

Necesita de un buen cepillado al menos 3 veces por semanaNecesita de un buen cepillado al menos 3 veces por semana

En cuanto al pelaje, necesita de un buen cepillado al menos 3 veces por semana para mantenerse limpio y sin nudos. Sin embargo, cuando están en periodo de muda, hay que cepillarles diariamente para que se les quite la suciedad, el pelo muerto y así no se formen enredos en su precioso pelaje, prestando mayor atención a los codos y a las orejas, lugares donde se presentan más nudos.

Te puede interesar