Menú
Anorexia en perros: cuidados y consejos
Anorexia en perros: cuidados y consejos

MUCHO CUIDADO

Anorexia en perros: cuidados y consejos

La anorexia es una enfermedad muy peligrosa tanto en seres humano como en perros.

La anorexia canina consiste en la falta de apetito por diferentes causas, como una enfermedad. Los casos de perros anoréxicos no son tan habituales como lo son en seres humanos y no son provocados por los mismos factores. Este transtorno en animales también es muy peligroso ya que cerca del 50% de los perros y gatos hospitalizados por anorexia están desnutridos. Se dice que un can sufre anorexia cuando por estrés, ansiedad, miedo o enfermedades como cáncer o el síndrome de Cushing no se acercan a su plato de comida.

La anorexia en perros se da de una forma tan habitual como en los seres humanosLa anorexia en perros se da de una forma tan habitual como en los seres humanos

Factores o causas de la anorexia en perros

  • Patologías de tipo neurológico: Es el caso de algunas enfermedades neuronales, como los tumores que afectan al funcionamiento del cerebro e impiden que este mande los estímulos necesarios para que el animal tenga la sensación de apetito y acuda al plato para comer.
  • Ansiedad: situaciones como la separación de los dueños del perro pueden provocar un episodio de ansiedad que tenga como consecuencia una fuerte falta de apetito.
  • Dolencias bucales:En otras ocasiones el verdadero problema es no poder comer y no la falta de apetito. Este caso se da por ejemplo cuando nuestra mascota tiene un problema bucal y sufre al masticar o al tragar.
  • Un golpe en la cabeza: Un golpe fuerte en la cabeza podría ser la causa de que la información del apetito se pierda en alguna parte y aunque el estómago sienta la necesidad de comer, el perro no querrá ingerir alimento y preferirá dormir.
  • Envejecimiento: El llegar a una edad madura podría traer consigo algún deterioro en el sistema olfativo o del gusto, por lo que el perro no sentirá las mismas ganas de comer que antes.
  • Depresión: La tristeza del perro por la muerte del dueño o de otro compañero canino, pueden desencadenar un episodio anoréxico en el animal.
  • Otras de las causas que pueden provocar anorexia en perros so la pérdida de apetito por insuficiencia cardíaca, intoxicaciones, efectos secundarios de medicamentos o un crecimiento en la masa corporal.
Una de las causas puede ser la vejezUna de las causas puede ser la vejez

Síntomas de que nuestro perro tiene anorexia

Los síntomas de la anorexia en perros son los siguientes:

  • Palidez: puede que nuestra mascota pierda color y tenga un peor aspecto si no se está alimentando de manera adecuada.
  • Fiebre: Si nuestro perro está desnutrido tendrá más episodios de fiebre.
  • Ictericia: Coloración amarillenta de la piel y las mucosas.
  • Cambios en el tamaño de los órganos.
  • Cambios en los ojos
  • Distensión del abdomen

  • Dificultad para respirar
  • Los sonidos del corazón y los pulmones se ven disminuidos
Entre los síntomas que puede presentar se encuentra la fiebreEntre los síntomas que puede presentar se encuentra la fiebre

Consecuencias de la anorexia en perros

Las consecuencias de la anorexia en perros son similares a las de la enfermedad en seres humanos. La diferencia es que en los canes se detectan con dificultad las alteraciones del metabolismo y, para cuando se diagnostica, los perros con signos de desnutrición padecen ya una enfermedad desde hace meses o semanas. Las defensas bajan y el perrito queda expuesto a enfermedades infecciosas, como la hepatitis viral. Un perro que no se alimenta de manera correcta es muy fácil que contraiga enfermedades.

Tratamiento de la anorexia en perros

El tratamiento que debe seguir el perro será acorde a la causa que ha provocado la anorexia:

Una solución puede ser sustituir su comida habitual por otra que tenga más nutrientesUna solución puede ser sustituir su comida habitual por otra que tenga más nutrientes
  • Si el trastorno alimenticio se ha producido por ansiedad al perro se le administrarán ansiolíticos hasta que el cuadro desaparezca y recupere el apetito.
  • Si la ansiedad es por alguna dolencia puede que el veterinario prescriba medicamentos.
  • Es muy común cambiar la dieta como tratamiento. Se sustituye la comida del can por otra que aporte más nutrientes de manera que aunque ingiera menos cantidad, adquiera mayor energía y número de calorías. Bajo supervisión veterinaria, también se puede sustituir el pienso del animal por comida casera. Al resultarle más apetitosa puede que la tome sin mostrar tanta resistencia. Si la comida se la ofrecemos caliente también le activaremos el olfato y le apetecerá más comerla. Debemos mantener su nariz limpia para que el olor de los alimentos pueda llegarle correctamente.
  • También es aconsejable tratar de que el perrito coma dándole la comida con la mano o introduciéndole los alimentos en el hocico, para ayudarle si es necesario.
  • La alimentación intravenosa puede ser necesaria si el perro está muy delgado, sobre todo si no ha comido durante tres a cinco días o más.

Casos extremos de anorexia en perros

Hay que tener especial cuidado y acudir inmediatamente al veterinario si sospechamos anorexia en los siguientes casos:

Si tu mascota pierde más de 10% de su peso habitual tendrás que llevarlo al veterinarioSi tu mascota pierde más de 10% de su peso habitual tendrás que llevarlo al veterinario

  • Perros con pérdidas de peso superiores al 10% de su peso habitual.
  • Perros que hayan sufrido una intervención quirúrgica.
  • Animales que padecen nauseas o diarreas prolongadas.
  • Mascotas con heridas o quemaduras, trastornos que impliquen fiebre, infecciones o traumatismos.
  • Perritos que padezcan enfermedades crónicas o estén en tratamiento con antibióticos.
  • Otros factores que disminuyen el apetito del animal

    Temperatura

    No debemos confundir la anorexia canina con otros factores comunes que hacen que nuestro perro coma menos. Por ejemplo, Cuando las temperaturas son elevadas, es normal que la ingesta de comida del perro disminuya. El animal va a comer, pero menos cantidad y con mayor probabilidad al inicio o al final del día. También es habitual que su actividad se vea reducida e incluso algunos se negarán a pasear en las horas de más calor.

    El calor puede hacer que el apetito del animal disminuyaEl calor puede hacer que el apetito del animal disminuya

    Cambios en la dieta

    Si por ejemplo estamos dando a nuestro perro comida de perros en crecimiento y ya no la necesita, es normal que tampoco le preste atención. Se soluciona ofreciéndole una nueva dieta más adecuada a sus necesidades nutricionales de perro adulto. En general, el cambio de alimentación de cachorro a adulto se hace sobre los 16 meses de edad, pero puede variar en cada mascota. Cualquier modificación en la dieta de nuestro animal debe hacerse poco a poco, mezclando los antiguos alimentos con los nuevos poco a poco hasta que consigamos terminar el cambio con la aceptación del perro. Si cambiamos la comida de golpe y el perro se la come, puede tener problemas digestivos como diarrea o vómitos.

    No permitas que el perro pase más de tres días sin comer

    Si ves que tu mascota no cambia de actitud y sigue sin querer acercarse a su plato de comida acude inmediatamente al veterinario. Recuerda que la anorexia en animales es igual de peligrosa que en seres humanos y pude tener consecuencias muy negativas en tu mascota.

    Te puede interesar