Menú
Residencias, hoteles y alojamientos para perros: todo lo que necesitas saber
Residencias, hoteles y alojamientos para perros: todo lo que necesitas saber

¡MUY ATENTOS!

Residencias, hoteles y alojamientos para perros: todo lo que necesitas saber

Es importante ver las referencias de la residencia, hotel o guardería donde se puede alojar la mascota, ya que suele ser un punto importante que hace tomar una decisión u otra.

Cada vez son más las personas que optan por este tipo de servicio, y es que los hoteles, residencias y guarderías para perro son la salvación para nuestras mascotas, ya que no siempre se las puede llevar de vacaciones. Para ello siempre hay que informarse bien del tipo de alojamiento donde se va a quedar el perro (en este caso). Para ello hay que saber diferenciar primero que no es lo mismo una guardería canina que un hotel.

Diferencia entre guardería y hotel para perros

Una guardería ofrece los servicios básicos para la mascota, como por ejemplo, una jaula individual para nuestra mascota con agua y comida, paseos para que realicen sus necesidades y tiempo libre para que se socialice con otros perros. No obstante, la guardería tendrá en cuenta siempre el comportamiento y personalidad que tenga cada perro, para así hacer grupos, como es el caso del tamaño siempre se dividirán en grandes, medianos o pequeños. El precio de la estancia será por noche según las tarifas de cada guardería.

Una guardería canina ofrece una jaula individual con agua y comidaUna guardería canina ofrece una jaula individual con agua y comida

Por otro lado, se encuentran los hoteles caninos, que ofrecen sin duda muchos más servicios que una guardería. Un hotel para perros tiene un toque más exclusivo donde el perro estará más atendido como por ejemplo por el servicio de peluquería. Aunque hay diferentes categorías, generalmente un hotel para perros ofrece lo siguiente:

  • Habitaciones individuales donde el perro no estará enjaulado y podrá pasearse libremente sobre una zona restringida para hacer sus necesidades.
  • Recogida y entrega a domicilio de la mascota.
  • Vigilancia web a través de cámaras que ofrecen los servicios más sofisticados, para que así puedas ver a tu mascota desde cualquier parte del mundo, siempre y cuando se cuente con conexión a internet.
  • Spa y piscina para perros, sin duda un área recreativa para que se socialicen con más perros y se lo pasen estupendamente.

Cómo elegir un buen hotel o guardería para perros

Hay que prestar mucha atención a cada una de las características del lugar donde se quedará finalmente el perro, pues si no está cómodo puede llegar a padecer algún tipo de trauma. Para ello, hay que hacer un estudio de los diferentes lugares que pueden ser el posible alojamiento vacacional de la mascota. Hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

El hotel para perros ofrece habitaciones individuales y el animal no está enjauladoEl hotel para perros ofrece habitaciones individuales y el animal no está enjaulado
  1. Conoce las instalaciones. Este punto es muy importante porque muchas veces no es lo mismo lo que se ve en internet con lo que es en realidad. Antes de reservar, es mejor pedir información directa en el sitio, para así asegurarnos de que ese hotel/guardería es el idóneo para nuestro perro. Una vez en allí, hay que tener en cuenta: cómo dormirá el animal, el tipo de higiene que tienen y las actividades que realizan.
  2. El perro debe conocer las instalaciones. Además, se puede conocer al personal, algo que puede hacer que ese lugar sea el elegido o por el contrario descartarlo. Tampoco dudes en llevar a tu perro para ver como se siente en el hotel/residencia. Hay que dejarlo suelto para ver como reacciona y como se lleva con el personal, incluso como actúa con otros perros que ya están allí alojados.
  3. Asistencia médica. Otro punto a tener en cuenta es que el lugar vacacional tenga un servicio 24 horas de veterinario, por si ocurre cualquier imprevisto poder solucionarlo cuanto antes.
  4. Organizado. También hay que preguntar si tienen un itinerario, es decir si tienen los días organizadas las salidas, las comidas, la hora de juegos... En el caso de que no sea así, y no parezca de fiar es mejor descartarlo. Cuanta más información den mucho mejor.

    Si llevas a tu perro a una residencia, deja que conozca primero las instalacionesSi llevas a tu perro a una residencia, deja que conozca primero las instalaciones

  5. Mirar varias opciones. Hay que descartar la posibilidad de que solo se visite un centro, siempre hay que visitar diferentes para poder comparar y ver que lugar es el más idóneo.
  6. Requisitos. El personal que nos atienda, nos debe pedir que nuestro perro tenga todas las vacunas y desparasitaciones obligadas por ley. Es decir, pedir la cartilla de vacunación. En el caso de que no pidan este requisito es mejor descartar ese lugar, pues no es un lugar seguro para los canes ya que podrían contagiarse entre unos y otros alguna enfermedad.
  7. Seguridad. Además, también deberán pedir más de un teléfono de contacto por si surgiera algún tipo de emergencia.
  8. Contrato de alojamiento. El centro donde se hospede la mascota debe de disponer de un contrario, donde debe figurar además del precio los servicios que ofrece y los compromisos a los que se exponen.
  9. Información. El mismo hotel/guardería debe pedir que tipo de alimento come el perro, el carácter, la forma de relacionarse y cualquier información para que el animal se sienta lo más cómodo posible en la ausencia de sus dueños. Cuanto mayor numero de datos recopile el centro, más fiable será. Además, así la mascota se sentirá como en casa y disfrutará de la experiencia.
Te puede interesar