Menú
Alimentación de la Ninfa
Alimentación de la Ninfa

MASCOTA SALUDABLE

Alimentación de la Ninfa

Descubre cuál es el mejor tipo de alimentación para una cacatúa ninfa y qué tipo de consecuencias trae alimentar mal a la mascota.

La cacatúa ninfa, conocida por su peculiar cresta, es un ave cariñosa e inteligente, que incluso puede aprender a decir algunas palabras. En los últimos años, esta mascota ha ido ganando muchos adeptos, ya que su cuidado no es extremadamente caro y no requiere de demasiada atención.

La cacatúa ninfa no requiere de demasiada atenciónLa cacatúa ninfa no requiere de demasiada atención

La dieta de la ninfa depende mucho de su actividad diaria. La ninfa en libertad basa la gran parte de su dieta en las semillas, pero también es cierto que vuela muchos kilómetros y gasta muchísima energía. Esto en cautividad no sucede la mayoría de las veces ni aunque las tengamos en su jaula, por lo que hay que adaptar su dieta a sus necesidades.

Si tenemos una ninfa que realiza poco ejercicio, aumentaremos la porción fresca de verduras y disminuiremos las semillas. O en su lugar, usaremos un pienso muy bajo en grasas. Si tenemos una ninfa que vive en un lugar frío, podremos aumentar las semillas e incluso añadir pipas de girasol a la mezcla si lo consideramos necesario durante los meses más duros. En época reproductiva, podemos enriquecer la dieta con bizcocho de huevo, germinados y otras fuentes extras de nutrientes. En esa época evitaremos algunas verduras como las espinacas, las acelgas y el perejil por su cantidad elevada de ácido oxálico que interviene en el metabolismo del calcio.

Las ninfas son aves que se alimentan principalmente en el suelo. Por lo tanto, la mejor ubicación para el comedero de la ninfa es en el suelo de la jaula, teniendo en cuenta que si se ensucia hay que cambiarlo

Las ninfas se alimentan principalmente del suelo, por lo que es mejor poner el comedero ahíLas ninfas se alimentan principalmente del suelo, por lo que es mejor poner el comedero ahí

Alimentación de la Ninfa dividida en tres pilares

Podemos dividir la alimentación de nuestro animal en tres pilares fundamentales:

  • Ración seca: pienso o mixtura de semillas
  • Ración fresca, compuesta por un 80% verduras, 20% frutas bajas en azúcares
  • Extras y golosinas

Ración seca

La ración seca se compone de una mezcla de semillas de alta calidad. Existen mezclas comerciales especialmente pensadas para este pájaro. Las pipas no forman parte de la dieta natural de las ninfas y son muy ricas en grasas, con lo cual se puede prescindir de ellas totalmente o usarse solo como premio. Por el contrario, existen otras semillas con las que sí podemos alimentar a nuestra mascota diariamente. Es recomendable incluir en esta parte de alimentación mijo, alpiste, trigo, arroz integral, avena, alforfón, cañamón, sorgo o alazor.

Hay que prestar mucha atención a la mayoría de piensos que nos intentan vender para ninfas, porque muchos contienen un excesivo porcentaje de grasas y si nuestra ninfa es sedentaria, no le van a sentar nada bien. Siempre que se adquiere un pienso para nuestra ninfa idealmente no debe contener más de un 6% de grasa. Podemos alternar el pienso con las semillas sin ningún problema, siempre que nuestra ninfa coma de todo y esté acostumbrada. Lo ideal es ofrecerle cuanto más variedad posible, mejor.

Lo ideal es ofrecer mucha variedad en cuanto a comida a la mascotaLo ideal es ofrecer mucha variedad en cuanto a comida a la mascota

Ración fresca

La ración fresca de las ninfas está constituida fundamentalmente por verduras, sobre todo por aquellas de hoja verde. La mayoría de ninfas, incluso las que están poco acostumbradas a la verdura enseguida sentirán curiosidad y picotearan la hoja, por ejemplo de lechuga. La lechuga es una verdura totalmente inofensiva para la ninfa pero no le aporta demasiados nutrientes. Podemos complementar su alimentación con hojas de acelga, achicoria, endivias, rúcula, canónigos, apio, dente de león, espinacas, apio, escarola, col, berros, brotes de alfalfa, cardo o perejil.

La verdura es también una buena opción para nuestra mascota. Algunas de las más aconsejable son pimiento rojo y verde, pepino, calabacín, zanahoria, tomate, remolacha, judías verdes, brócoli o ajo.

La fruta se la daremos a nuestro animal unas tres veces por semana y solo si la acepta. Algunos ejemplos: manzana verde, fresa, granada, mandarina, cereza, albaricoque, pomelo, melocotón, arándano o mora. La verdura y la fruta la podemos ofrecer de muchas presentaciones, pero la más aceptada suele ser las hojas directamente colgadas en los barrotes de la jaula con una pinza. Otra forma de ofrecer la verdura a la ninfa es picada dentro de un comedero.

Extra o recompensa

De manera semanal o como premio, podemos recompensar a nuestro pájaro con los siguientes alimentos: pan integral, pipas de girasol, zumo de frutas, cereales integrales, bayas silvestres, galletas integrales.

Puede haber consecuencias muy graves si no cuidamos la alimentación de la NinfaPuede haber consecuencias muy graves si no cuidamos la alimentación de la Ninfa

Consecuencias de una mala alimentación de la Ninfa

Si descuidamos la alimentación de nuestro ave, esta podría sufrir diferentes problemas nutricionales:

  • Obesidad: la mayoría de las ninfas mantenidas dentro de casa como mascota están obesas debido a que consumen excesivas calorías y realizan muy poco ejercicio. La obesidad puede dar numerosos problemas, como problemas de circulación y de corazón , problemas hepáticos, problemas metabólicos y hormonales.
  • Lipomas: los lipomas son tumores benignos de grasa que se dan de forma frecuente en ninfas mal alimentadas. Pueden crecer mucho y ser muy molestos.

    Gota úrica: la gota es un problema que puede tener muchas causas, entre ellas una dieta incorrecta. Suele ocurrir cuando la ninfa tiene un exceso de proteína, calcio y vitamina D en la dieta.

  • Insuficiencia renal: cuando las dietas son excesivamente ricas en proteína o la proteína que toman no es la adecuada, puede afectar los riñones de forma grave.
  • Decoloraciones en el plumaje: la deficiencia de algunos nutrientes o las alteraciones del hígado pueden manifestarse en forma de decoloraciones blancas en las plumas grises o tonos amarillentos anómalos.
  • Hipocalcemia: suele ocurrir en hembras en época de puesta que no reciben el aporte de calcio adecuado. Algunas consecuencias de ello son las fracturas de los huesos o las retenciones de huevos.
Te puede interesar